Inicio » Actualidad » Autoempleo en 12 consejos

Autoempleo en 12 consejos

autoempleo en 11 consejos - domestikoEl autoempleo consiste en realizar una actividad profesional o empresarial por cuenta propia. Es lo que conocemos como emprendimiento o trabajar como autónomo y se trata de una opción que últimamente mucha gente está valorando al encontrarse con la dificultad de conseguir un contrato laboral estable o para lograr sentirse plenamente realizado al poder de esta forma orientar su carrera profesional con libertad y tomando sus propias decisiones.

El emprendimiento es un camino duro y exigente pero también muy satisfactorio cuando logras tus objetivos. Para tener éxito en el autoempleo, es necesario que cumplas una serie de pasos para construir un proyecto con unos cimientos bien fuertes y robustos. Aquí te dejamos algunos que consideramos imprescindibles:

1. Define el servicio, la actividad o el producto que vas a ofrecer.

O lo que es lo mismo, define tu Producto Mínimo Viable (MVP), es decir, diseña tu producto o servicio con los mínimos recursos y los atributos necesarios para lanzarlo al mercado y cubrir esa necesidad. Es importante que establezcas exactamente qué vas a ofrecer y hasta donde vas a llegar.

2. Diseña un plan de negocio o plan de empresa

En el autoempleo es necesario tener una buena organización, saber por dónde empezar y los objetivos que perseguir. Un plan de negocio te ayudará a poner estas ideas por escrito y a detectar necesidades a las cuales no habías llegado en un principio. Es la base para construir un proyecto de emprendimiento potente y sólido. Será en este documento donde reflejarás la parte financiera, la gestión de recursos humanos, el plan de marketing, etc, es decir, todos los ámbitos que tengan presencia en tu empresa.

3. Realiza un análisis de mercado

Estudia cómo se está moviendo tu sector, qué servicios y empresas existen ya, cuáles son las necesidades reales y dirige tu actividad a cubrir esos huecos para poder colarte en el mercado.

Este análisis te permitirá además poder perfilar a tu público objetivo, que es un importante punto de partida para saber enfocar tu producto o servicio.

4. Contrata una buena asesoría

Como emprendedor bastante trabajo vas a tener dándole vida a tu proyecto como para tener que encargarte de todo el tema de cuentas y papeleo. Confía en una buena asesoría y deja todo esto en sus manos para poder centrarte en tu trabajo.

5. Delimita tu lugar de trabajo

Una de las grandes ventajas del autoempleo es que tú decides donde quieres trabajar, y esta es una decisión importante a la hora de que tu proyecto sea exitoso. Puede ser un despacho en tu propia casa, un puesto en un espacio coworking o en un vivero de empresas o un local propio. Hoy en día existen muchas modalidades para lanzar tu start up o comenzar tu proyecto de emprendedor. Busca la que más se ajuste a tus necesidades y conviértela en un agradable lugar de trabajo en el que te sientas a gusto.

Estudia si vas a necesitar tener reuniones con clientes, en cuyo caso deberás también pensar donde podrías llevarlas a cabo. Existen lugares que alquilan salas o despachos por horas, esta puede ser una buena opción si no cuentas con un despacho propio o si necesitas una sala de reuniones de un tamaño más grande.

6. Construye un equipo a tu alrededor

Seguramente al comienzo tendrás que realizar tú prácticamente todo el trabajo y es que los emprendedores se convierten en multitarea, encontrándose, de esta manera, en constante proceso de aprendizaje. Pero también nos vamos a encontrar con ciertas limitaciones que pueden ser resueltas por otros profesionales. Así que es recomendable ir tejiendo una red de contactos con los que contar para desempeñar determinadas funciones aunque sea de forma puntual, y que te permita ir conociendo con quien puedes contar a la hora de formar un equipo de trabajo permanente, si tu empresa crece.

7. Busca financiación y/o mentoring

Puedes pedir un préstamo, buscar inversores o consultar si existe alguna subvención disponible.

También existe la posibilidad de realizar una campaña de micromecenazgo o crowfunding, es decir, recaudar financiación de manera colaborativa, para lo cual existen varias plataformas en la red como Ulule, Verkami o Kickstarter.
Otra opción es buscar un business angel o inversor ángel, un inversor que aporta capital financiero y conocimientos empresariales o profesionales a cambio, normalmente de una participación en acciones.

8. Márcate unos objetivos

Es muy importante que te pongas metas cortas para motivarte y que de esta manera vayas orientando tu actividad hacia dónde te gustaría llegar. Fíjate metas reales y alcanzables. Es mejor ir paso a paso, te permitirá ir recorriendo tu camino con seguridad y no caer en la frustración.

9. Obtén formación.

Existen cursos gratuítos para los autónomos que algunas empresas u organizaciones ofrecen para orientar al emprendedor en todo este proceso. De esta manera se puede obtener formación en liderazgo, gestión de proyectos, etc.
Mantenerse reciclado es importante pero eso sí, con cabeza, prioriza los campos en los que necesitas formación, no te lances al primer curso que aparezca ya que lo más probable es que tu actividad laboral ya requiera de demasiado tiempo.

10. Haz networking, busca sinergias, establece contactos

Que no te dé miedo salir al mundo exterior. Es muy importante moverse, acudir a eventos donde puedas conocer a profesionales interesantes. Apúntate a charlas, talleres o seminarios de tu sector o de otros que resulten lugares potenciales donde hacer networking y aumentar tu red de contactos. Muestra tu marca y habla de tu producto, nunca sabes donde puede aparecer una oportunidad.

11. Cuida tu imagen

Es lo primero que un cliente va a ver de nosotros así que debemos cuidar mucho la imagen que damos, la información que ofrecemos sobre nuestra empresa tanto offline como online, la manera en la que nos comunicamos con los clientes…en los detalles está la diferencia.

12. Gana visibilidad

Una vez estés listo y preparado para comenzar tu actividad, es importante que empieces promocionar tus servicios o productos y que te hagas visible en tu sector. Para ello existen muchas opciones a nivel local, participando en eventos de networking, pero sobre todo es necesario que tengas presencia online también. Prepara tus perfiles sociales de empresa, crea una página web o si no puedes dedicarle tiempo y recursos a estas opciones, siempre tienes la opción de darte de alta en directorios de empleo o directorios sectoriales donde puedas ofrecer tus servicios o productos

Y sobre todo ponle muchas ganas y pasión a lo que haces, esa será tu mejor arma.