Inicio » Actualidad » Cómo crear una marca personal: características y formas de promoción

Cómo crear una marca personal: características y formas de promoción

Elon Musk y Richard Branson, Billie Eilish y Oprah Winfrey son todos ejemplos de marcas personales que construyeron negocios exitosos. Pero no solo las celebridades necesitan una marca personal. En este artículo, te contaremos por qué es útil para todos los emprendedores, cómo construirla y atraer nuevos clientes.

¿Qué es una marca personal y para qué sirve?

marca personal

“La gente no compra bienes y servicios. Compra relaciones, historias y magia ”, dijo el conocido empresario y comercializador Seth Godin. Esta magia ocurre gracias a una marca personal, es decir, crear tu imagen ante los ojos del público objetivo. Una imagen se compone de cientos de componentes: aspecto, forma de comunicación, posicionamiento, carácter, reputación, conocimiento, historias que cuentas.

Un marca personal fuerte:

  • Te hace único. Cada persona ya es una marca con un conjunto personal de cualidades, habilidades y logros. Enfatiza tu personalidad para que te reconozcan y te recuerden.
  • Ayuda a expandir tu público. A la gente le interesa saber sobre otra gente, esto explica la popularidad de las redes sociales. No es sorprendente que el contenido personal tenga un alcance ocho veces más grande que las páginas comerciales.
  • Incrementa la fidelidad. Según una encuesta de Nielsen, El 92 por ciento de los consumidores no confía en los anuncios, sino en las recomendaciones personales, incluso de extraños.

¿En qué consiste una marca personal?

Cuantos más aspectos sobre tu marca abras, más eficiente será su promoción. Para dar forma a su posicionamiento, comienza con un análisis. Una marca personal incluye:

  • Funciones clave. ¿Qué tipo de persona eres: el alma de la empresa y el aventurero, el romántico y el soñador, el analista y el investigador? Haz una lista de los rasgos principales del personaje que te definen.
  • Pericia. ¿En qué área te especializas? ¿Qué sabes hacer mejor que otros? ¿Qué conocimientos, habilidades, logros pueden demostrar tu experiencia? Convence a tu público para que te haga caso.
  • Unicidad. ¿En qué te diferencias de tus competidores? ¿Por qué vale la pena contactarte? Crea una propuesta de venta única.
  • Valores. ¿En qué crees, en qué confías en tu trabajo y en tu vida? Compartir tus valores es una base sólida para unir a las personas
  • Intereses. ¿Te gustan las tecnologías del futuro, hornear croissants o te encantan los programas de televisión sobre extraterrestres? Tus aficiones pueden convertirse en uno de los temas que atraerán a personas con intereses similares.
  • Objetivos y misión. Cuenta a tu público cuál es tu objetivo y por qué lo estás haciendo.
  • Propuesta de valor. ¿Qué valor ofreces a los clientes potenciales? ¿Qué obtendrán al comunicarse contigo? El valor no tiene que ser tangible: los usuarios a menudo se suscriben a cuentas para divertirse, inspirarse o aprender cosas nuevas.
  • Imagen externa. ¿Te tiñes el cabello con colores no usuales como Lady Gaga o usas cuellos de tortuga negros como Steve Jobs? Piensa si tienes un rasgo de personalidad que haga que la gente te recuerde.

Cómo promocionar tu marca personal: un algoritmo paso a paso

Paso 1. Definir los objetivos y la estrategia

Piensa en lo que quieres lograr: esto dará consistencia a tus acciones. Los objetivos se pueden medir de diferentes formas, como suscriptores, productos vendidos o ganancias. Estos deberían ser:

  • reales: es poco probable que te conviertas en un blogger millonario en un año
  • desglosado en etapas cortas con plazos específicos: verifica los resultados al final de cada etapa
  • división en tareas: para cada micro-objetivo, escribe una lista de tareas y sus fechas de conclusión.

La estrategia es la forma de alcanzar los objetivos. Piensa en:

  • qué plataformas utilizará para la promoción (más detalles a continuación)
  • qué blogueros pueden convertirse en socios potenciales
  • cuánto dinero vas a invertir en publicidad.

Paso 2. Formula tu mensaje

Formula el mensaje principal que deseas transmitir a tu público para lograr tu objetivo. Debe acompañar cada etapa de la comunicación. Para formular tu mensaje, confía en estos criterios:

  • Sinceridad. Demuestra cualidades, habilidades y conocimientos genuinos. No engañes a la gente: tarde o temprano se revelará y arruinará tu reputación.
  • Intereses de clientes potenciales. Analiza en detalle el público objetivo para atender sus solicitudes y, por tanto, ganar su confianza de forma más rápida.
  • Conexión con el producto. Piensa en cómo conectar tu mensaje con los productos o servicios que vendes. ¿Enseñas habilidades de comunicación? Muéstralas a tus suscriptores. ¿Ofreces entrenamiento deportivo? Comparte tu misión: hacer que las personas sean más sanas y felices.

Paso 3. Selecciona las plataformas para la promoción

Las principales plataformas para construir una marca personal son: la página web y las redes sociales.

La página web es una plataforma donde se recopila toda la información: productos, logros, reseñas, contactos, etc. La página web no tiene que crearse de inmediato. En la primera etapa, a muchos emprendedores les resulta más fácil comenzar con las redes sociales: lleva menos tiempo y genera resultados más rápido.

Las redes sociales te permiten llegar a un amplio público y encontrar puntos en común con él. Comienza eligiendo una red social, por ejemplo:

Instagram;
Facebook;
YouTube;
Twitter;
LinkedIn;
TikTok;
Pinterest;
Snapchat.

No intentes promocionar tu marca en todas las plataformas a la vez; céntrate en dos o tres, poniendo atención a los siguientes factores:

  • Estadísticas. Estudia el sexo y la edad de los principales usuarios de la plataforma. ¿Su imagen cumple con tus objetivos? Por ejemplo, la mayoría de los usuarios de TikTok tienen menos de 34 años, pero la audiencia de Twitter incluye personas de diferentes edades, incluso mayores de 50.
  • Intereses del público objetivo. Piensa en las plataformas que prefieren tus potenciales suscriptores.
  • Características del producto. Si un producto o servicio necesita una presentación visual (por ejemplo, joyas, ropa, automóviles), debes dar preferencia a las redes «visuales»: Instagram, TikTok o YouTube.

Paso 4. Planifica el contenido

Por supuesto, puedes publicar docenas de imágenes de gatos todos los días. ¿Pero será efectivo para la promoción? Crea un plan de contenido: esto te permitirá diversificar tus publicaciones y planificar la frecuencia óptima.

Desarrolla las secciones

El contenido debe estar equilibrado. Para hacerlo, piensa en diferentes secciones y altérnalas, por ejemplo:

  • Publicaciones de experto. Demuestra que es un experto en tu campo: comparte conocimientos útiles, casos, logros o premios.
  • Pruebas sociales. No te olvides de los testimonios para reforzar la experiencia y generar confianza.
  • Storytelling. Cuenta historias que se relacionen con tu profesión o tu vida personal.
  • Entretenimiento. Sorteos, pruebas, videos temáticos divertidos: todo esto diluirá el contenido y aumentará el compromiso.

Según tu plan de contenido, escribe publicaciones durante dos semanas o un mes para no tener que pensar en qué debes publicar cada día.

Planifica la frecuencia y la hora de las publicaciones.

Estos indicadores serán diferentes para diferentes redes sociales. Por ejemplo, Facebook recomienda publicar una publicación por día Facebook recomienda publicar una publicación por día, mientras que Twitter recomienda 15. Para orientarte, consulta los datos de investigación para saber a qué hora se leen mejor las publicaciones.

Las publicaciones se pueden crear de antemano especificando el tiempo deseado. Para hacerlo, usa las posibilidades de redes sociales integradas o las herramientas de programación especiales.

Paso 5. Crea una imagen visual

Una marca personal se recuerda no solo gracias a la semántica, sino también al mensaje visual: colores, tipografías, ilustraciones y logo. Crea una serie de fotos con el mismo estilo. Para ello, organiza una sesión de fotos tú mismo o contacta con un fotógrafo profesional: lo importante es que las imágenes sean de alta calidad, realizadas con el mismo estilo y reflejen el carácter de la marca.

Desarrolla tu identidad corporativa; El generador en línea Logaster te ayudará a conseguir un logo, colores y fuentes en un par de minutos. Úsalos para diseñar el encabezado de tu perfil en redes sociales, publicaciones o la página web, y utilizar en toda tu documentación, para difundir la imagen de tu marca.

Paso 6. Analiza los resultados

Crear una marca personal es un proceso largo: se necesitan al menos tres meses para que las personas te reconozcan y empiecen a confiar en ti. Para rastrear la efectividad de la promoción, analiza constantemente los resultados de tu trabajo:

  • En redes sociales. Utiliza analíticas integradas: estudia las reacciones (me gusta, comentarios, reenvíos) y la conversión.
  • En la página web. Registra tu página web en Google Analytics: verifica el número de visitantes, sus datos, la profundidad de visualización de los materiales, el número de clics en los enlaces.
  • En otras plataformas. Debes estar atento a las menciones de tu nombre en Internet: reseñas, discusiones, críticas. Responde de forma operativa si es necesario.

Si no estás satisfecho con los resultados, ajusta tu estrategia. Puede valer la pena cambiar la plataforma o dominar nuevos formatos.

Conclusión

La construcción de una marca personal requiere creatividad y análisis. Establece una meta alcanzable y luego piensa en el posicionamiento y la estrategia. Se flexible: domina nuevos sitios, prueba diferentes herramientas y busca socios prometedores. ¡Te deseamos más suscriptores y altas conversiones!