Inicio » Actualidad » Cómo usar imágenes de Internet para anunciar mis servicios

Cómo usar imágenes de Internet para anunciar mis servicios

Cuando tienes una web o un blog donde anuncias tus servicios o productos, o estás generando contenido propio, como una presentación o un post o perfil en redes sociales, en muchas ocasiones tiene necesidad de completar los textos que escribes con alguna documentación gráfica, como una imagen, foto o dibujo.

Muchas veces, no es fácil poder crear nuestro propio contenido gráfico así que tenemos que recurrir a contenidos que están disponibles online, pero, ¿podemos hacerlo?

Foto de Ryan Mcguire

¿Cuándo se pueden utilizar imágenes de Internet?

Actualmente, la ley establece dos casos en los que se permite el uso de imágenes sin autorización previa de sus autores:

  1. Cuando se quiere parodiar un contenido: En este caso no es necesario obtener el consentimiento del autor, siempre y cuando el resultado es lo suficientemente distinto y no cause ni confusión ni daño a la obra original.
  2. Cuando se usa con fines docentes o de investigación: En este caso, se pueden utilizar imágenes que ya hayan sido publicadas, pero han de citarse correctamente, indicando la fuente y el nombre del autor.

Para cualquier otro caso, para utilizar cualquier imagen que esté publicada online necesitamos el permiso de su dueño o autor.


Sin embargo, existen algunos autores que desean dotar a sus obras de unas licencias especiales conocidas como “Copyleft”, que permiten que cuando una persona recibe una copia de una imagen, podrá usar, modificar y redistribuir esa imagen y/o  las versiones que se realicen de ella, siempre que se cumplan ciertas condiciones de uso y otros requisitos, como por ejemplo, que se cite el autor o la fuente.

La más conocida de estos tipos de licencias es la Creative Commons, aunque también existen otras como Wikimedia Commons, etc.

¿Que puedo hacer entonces para usar imágenes en mi contenido de forma segura?

La recomendación principal es siempre que procures generar tu propio contenido, ya sean imágenes, texto, multimedia o cualquier otro tipo de contenido.

Tomando una fotografía propia. Foto de Ryan Mcguire

Si puedes hacer tus propias fotos o ilustraciones, no te arriesgas a ningún problema legal. Existen plataformas como Canva que te ayudan a crear imágenes y diseños que podrás utilizar en tus contenidos de internet sin ningún problema.

Pero claro, esto no siempre es factible, así que la siguiente mejor opción será comprar tus contenidos. Para ello existen bancos de imágenes, en los que puedes adquirir las licencias de uso de muchas imágenes. Los más conocidos son shutterstock.com o Adobe Stock en las cuales tendrás diferentes planes de precios, desde cuotas mensuales de diferentes cuantías a comprar un pack de 5 imágenes por un precio entorno a los 40€. Hay también muchos otros, como es.123rf.com conde puedes comprar imágenes por créditos a partir de unos 5€.

En estos bancos de imágenes tendrás fotografías y vectores de muy buena calidad y adaptadas a lo que necesitas, incluso algunos de ellos ofrecen otro tipo de contenidos, como clips de música o vídeos, pero también necesitarás un presupuesto para poder dedicarle a la mejora de tu contenido.

La alternativa, si no quieres o no puedes invertir mucho dinero en tu contenido, es buscar imágenes con licencias copyleft,  creative commons o similar, aunque en muchas ocasiones, tendrás que ingeniártelas para encontrar imágenes que se adapten bien a lo que necesitas y que no aparezcan hasta en la sopa.

¿Donde podemos encontrar imágenes con licencias copyleft?

Además de los bancos de imágenes de pago, existen otros muchos bancos de imágenes gratuítos, que ofrecen fotografías reales o ilustraciones creadas por ordenador o modificadas, imágenes en alta resolución, etc…La mayoría son imágenes gratis sin derechos de autor, pero eso no quiere decir que se puedan usar esas imágenes así como así, hay que fijarse bien en el tipo de licencia.

Las colecciones de fotografías que vamos a incluir en este post tienen por lo general licencias Creative Commons CC0, es decir, son de dominio público y puedes hacer con ella lo que quieras, salvo alguna restricción, como por ejemplo, no utilizarlas en sitios violentos o de contenidos para adultos. También hay alguna con Licencia Creative Commons 4.0 y Licencia Creative Commons 1.0, que permiten el uso personal o comercial cuando se cite al autor con su nombre y link a su web.

Algunos ejemplos de bancos de imágenes grátuitos son:

Por otro lado, desde Enero de 2014, el buscador avanzado de imágenes de Google, nos permite filtrar la búsqueda de imágenes según sus derechos de uso y reproducción, además de por muchos otros aspectos, y esta es una forma muy práctica de encontrar las imágenes que necesitas directamente en Google, eso sí, recuerda citar al autor adecuadamente y seguir las condiciones de uso mencionadas.

Filtro de derechos de autor en el buscador avanzado de imágenes de Google

Filtro de derechos de autor en el buscador avanzado de imágenes de Google

Con estas opciones seguro que ya tienes muchas ideas para empezar a dotar tu contenido online de imágenes impactantes, que te ayuden a vender mejor tus servicios o productos.