Inicio » Actualidad » Consejos y trucos para la limpieza del hogar

Consejos y trucos para la limpieza del hogar

Suele resultar complicado encontrar el momento para dedicarnos a limpiar nuestra casa. Entre el trabajo, las obligaciones del día a día y el ritmo rápido que se ha apoderado de nuestra sociedad, lo que menos apetece es pasar parte de nuestro tiempo libre limpiando. Lo ideal, sería poder contratar a alguien que se encargase de la limpieza del hogar,  pero de no poder ser, es  necesario ser muy organizados, no ensuciar en exceso y tener a mano unos cuantos trucos que nos puedan facilitar estas tareas. ¡Tomad nota!

limpieza del hogar - domestiko

Consejos fáciles y rápidos que facilitarán la limpieza de tu casa

  • No dejes todo para el fin de semana, ve haciendo pequeñas tareas a lo largo de la semana y procura no dejar las cosas fuera de sitio.
  • Establece un calendario semanal de tareas dividiéndolas de manera que no te impliquen más de 20 minutos cada una para poder llevarlas a cabo a lo largo de la semana.
  • Fija también un calendario para las labores más tediosas que se realizarán una vez al mes como limpiar cristales, ordenar armarios o limpiar la nevera.
  • Empieza limpiando las zonas superiores y a continuación las inferiores. Y a la hora de limpiar el polvo, barre primero, ya que barrer levanta polvo y volvería a ensuciar la zona que ya está limpia.
  • Una vez a la semana pasa una fregona por los suelos de madera y una bayeta húmeda por los muebles para evitar así una mayor acumulación de polvo.
  • Procura mantener todo lo más ordenado posible: no dejes que los platos secos se te vayan amontonando, colócalos en su sitio; recoge la ropa del tendal cuando está seca y guárdala bien doblada para que luego no te resulte muy difícil plancharla.
  • No dejes la mesa sin recoger ni los platos sin fregar y haz la cama antes de salir de casa.
  • Pasa un trapo por la bañera justo después de ducharte, así evitarás la acumulación de cal.

La cocina, una de las estancias más delicadas

Para mantener la cocina en buen estado, coloca papel de cocina o de periódico en los muebles de cocina en los que haya sustancias que manchen como aceiteras, patatas, etc. Cuando estén sucios simplemente tendrás que retirar el papel y colocar uno nuevo. También, coloca una alfombra pequeña delante de la vitrocerámica para evitar manchar el suelo con aceite.

Dos o tres veces por semana pon a funcionar el microondas con un vaso con agua y limón dentro. Deja que se cree vapor y después seca con una bayeta. Te ayudará a mantener tu microondas limpio y libre de olores. El horno suele ser lo más gordo, pero si lo limpias con una bayeta húmeda justo después de usarlo, evitarás tener que frotar y rascar.

Dale una pequeña limpieza a la nevera antes de ir a hacer la compra para así tenerla limpia cuando la vayas a llenar

Trucos para eliminar manchas de grasa

Si la mancha se encuentra en la alfombra intentaremos absorber la mayor cantidad de grasa dando ligeros golpes con un trozo de papel de cocina, aplicando posteriormente un disolvente de limpieza en seco, que será sustituido por polvos de talco o harina de maíz si la mancha de grasa la presenta un sofá o cualquier otro mueble tapizado.

No desesperes con la limpieza de los cristales

Es una de las tareas que nos suele resultar más tediosa, sobre todo si los cristales son grandes y aún más si vivimos en zonas donde llueve con frecuencia y por tanto los cristales se manchan con más facilidad.

Lo ideal es utilizar una esponja con jabón mojada en agua que no esté muy caliente y utilizando poca cantidad de jabón para que no nos resulte muy complicado limpiarlo. El siguiente paso es retirarlo con una goma limpiacristales. Si no disponemos de este utensilio, debemos utilizar papel de periódico o gamuzas que no suelten polvo. No debemos usar nunca paños que suelten pelusas ni papel de cocina.

Si queremos repasar la limpieza de nuestros cristales en seco, lo ideal es utilizar unas medias finas, deslizándolas siempre en la misma dirección.

Espejito, espejito…

Aunque suene extraño, para limpiar los espejos de tu casa no hay nada mejor que frotarlos con una patata cruda, pasar un paño mojado en un poco de vinagre diluido en agua y por último secarlos con papel de periódico. Funciona!

Enjuague bucal para tu lavadora

Si quieres liberar a tu lavadora de malos olores y de bacterias, vierte medio vaso de enjuague bucal con ella vacía y ponla a funcionar en el ciclo de aclarado. Te sorprenderá lo fresca que queda!.

Sácale brillo a tu encimera de mármol

Nada da mejor imagen de limpieza que una encimera brillante y reluciente. Cuando ya tiene unos años, a veces no es fácil de conseguir este efecto, pero un buen truco es limpiarla con un trapo y abrillantarla pasando un papel mojado en una mezcla de vaselina y vinagre diluido en agua. Tendrás que incidir varias veces para obtener el resultado esperado, pero merece la pena el esfuerzo.

El bicarbonato no solo sirve para la pesadez de estómago

Si quieres mantener bien limpios y desinfectados tus colchones, la moqueta y las alfombras, espolvorea encima un poco de bicarbonato, déjalo reposar unas tres horas y retíralo con ayuda de la aspiradora.

El aceite y el limón le darán brillo a tus muebles

Aparta todos los objetos que estén encima de tus muebles y aplica con un paño suave una mezcla hecha con dos partes de aceite por una de zumo de limón. Frota enérgicamente y deja secar al aire. Recuerda, no podrás guardar y reutilizar la mezcla.

Buen olor en toda la casa

Una vez que tienes toda la casa limpia no hay nada mejor que mantener ese buen olor con un ambientador agradable. Hay una receta casera que puede que te guste; Tan sólo necesitarás mezclar detergente, agua y romero o tomillo y colocarlo en diferentes partes de tu casa. ¡Y a disfrutar de una casa bien limpia y olorosa!