Inicio » Actualidad » Enfermería a domicilio y recuperación en casa

Enfermería a domicilio y recuperación en casa

asistencia sanitaria a domicilioLos procesos de recuperación en casa suelen resultar pesados y largos, pero siguiendo una serie de consejos y rodeándote de los profesionales adecuados, lograrás que de esos días de reposo e inactividad se obtenga un buen resultado.

Cuando el postoperatorio continúa en casa

Uno de los motivos por los que una persona tiene que pasar por un proceso de recuperación en casa son las cirugías u operaciones. Suelen ser procesos tediosos que requieren de mucha constancia y un gran cuidado y atención en las tareas a llevar a cabo, por ello no siempre es fácil hacerlo estando en casa y menos sin alguien que pueda dedicarte su tiempo y atención.

Si queremos que la recuperación tenga lugar lo más pronto posible y sin encontrarnos con ninguna complicación, se deben seguir una serie de recomendaciones:

  • Mostrar especial atención a las indicaciones del médico y anotar bien las citas de las revisiones.
  • Tener claro cuáles son los fármacos que hay que tomar y como se administran.
  • No automedicarse
  • Comprar el material para realizar las curas y en algunos casos, colchones especiales o neumáticos hinchables para colocar en las zonas de apoyo
  • Cuidar la alimentación, ya que esto influirá en el proceso de recuperación. Si se ha recibido anestesia, es aconsejable digerir una dieta blanda durante los días siguientes a la operación e ir añadiendo nuevos alimentos a la dieta poco a poco.
  • Tras determinadas operaciones es aconsejable no permanecer siempre en la misma posición (se debe cambiar de posición al enfermo cada tres horas) y realizar algo de movimiento, siempre con cuidado y calma y siguiendo las indicaciones del médico. Los movimientos constantes aceleran la recuperación y ayudan en la cicatrización.
  • Es mejor limitar un horario de visitas y respetar las horas del sueño ya que el descanso es fundamental para recuperarse lo antes.
  • Ser muy meticulosos a la hora de realizar las curas y mantener las heridas bien limpias. Utilizar guantes y en el caso de quemaduras o heridas que aún estén drenando, usar apósitos no adherentes

Estos son consejos básicos pero que dependerán del estado del paciente y del motivo por el que requiera recuperación.  Obviamente, cambiarán los cuidados según el tipo de operación del que se trate y si se requiere de total inmovilidad o no.

Son muchas cosas a tener en cuenta y no todo el mundo tiene la disponibilidad o la habilidad de realizar este tipo de cuidados en el hogar. Por ello en ocasiones será oportuno contar con el contratar los servicios de un enfermero o enfermera a domicilio

La enfermería a domicilio como solución para las familias

recuperación en casa

Con frecuencia el cuidado de una persona enferma puede desgastar mucho al cuidador tanto física como mentalmente. Si esto ocurriese, se debería contactar con un profesional y solicitar la ayuda de un enfermero o enfermera a domicilio.

La enfermería a domicilio también es necesaria en caso de enfermedades crónicas o si el paciente presenta algún tipo de incapacidad. En estos casos una de las principales funciones de los profesionales es mejorar la calidad de vida del paciente, además de las labores de prevención y los cuidados sanitarios.

Se trata de un servicio que permite recibir cuidados o rehabilitación en la comodidad de tu propia casa. En muchas ocasiones el tratamiento no requiere de maquinaria especializada y por tanto estos servicios sanitarios a domicilio facilitan el poder ir incorporándose poco a poco al día a día y que la persona siga recuperándose en su propio hogar, bajo un cuidado totalmente personalizado.

Los profesionales sanitarios son muy meticulosos y organizados y en muchos casos podrán encargarse de tareas que a nosotros nos resultan complicadas:

  • Llevar a cabo un plan de cuidados que tenga en cuenta horarios exactos de suministro de medicación
  • Preparar el espacio donde van a atender al paciente para adaptar el hogar a sus necesidades
  • Encargarse de las curas
  • Manejar drenajes y sondajes
  • Hacer recomendaciones sobre la alimentación que más le favorece al paciente
  • Ayudar al paciente a recuperar la movilidad en los casos en los que la haya perdido
  • Dar apoyo a los familiares

Si tienes un familiar que necesita recuperación en casa no dudes en contratar los servicios de un enfermero o enfermera a domicilio, te dará tranquilidad, seguridad y apoyo en una situación que en ocasiones nos puede llegar a superar.