Inicio » Actualidad » Limpieza de fincas: Una tarea indispensable en verano

Limpieza de fincas: Una tarea indispensable en verano

Limpieza de fincas evita incendiosEl verano está a la vuelta de la esquina y con él las temperaturas se elevan y el riesgo de incendios es mucho mayor. Los propietarios de fincas son una parte importante en todo el proceso de prevención para evitar que el fuego aparezca o se propague. Es por ello de suma importancia llevar a cabo la limpieza de fincas con la antelación necesaria y de la forma más efectiva.

El cuidado de una finca debe realizarse de manera regular y con cierta frecuencia, de esta forma evitaremos que la maleza crezca en exceso y que esto pueda suponer un gasto excesivo y una pérdida de tiempo enorme. Lo ideal es mantenerla bien limpia a lo largo de todo el año pero hay que prestar especial atención durante los meses de calor.

Responsables de la limpieza de fincas

La ley actual establece que los responsables de la limpieza de las fincas son los propietarios, arrendatarios, usufructuarios o titulares de los terrenos y tienen de plazo para tener las fincas perfectamente limpias hasta antes del 30 de junio de cada año.

En el caso de que el dueño de la finca no lleve a cabo la limpieza de la misma, el ayuntamiento en cuestión podrá ordenar los trabajos de limpieza, en cuyo caso los costes corresponderán al propietario de la finca o incluso se podrá sancionar al propietario. Y en el caso de que se produzca un incendio podrán limpiar o hacer trabajos preventivos en las fincas sin autorización previa.

Según la ley no podrá haber eucaliptos, pinos o acacias en los primeros 50 metros de zonas habitadas, por ser estas especies muy pirófitas. Sí que podrá haber otro tipo de especies menos pirófitas como abedules, robles o castaños.

Si se trata de una zona boscosa, la propiedad deberá estar libre de maleza entre los 50 y los 100 metros. Y en ninguno de los casos podrá haber malas hierbas en los primeros 100 metros.

Tareas principales de la limpieza de fincas

Para ajustarse a la ley y mantener nuestras fincas a salvo de posibles incendios debemos llevar a cabo una serie de tareas. En el caso de fincas que se encuentren bastante descuidadas y que estén cubiertas de mucha vegetación o maleza, será necesario comenzar desbrozando la misma, de esta manera se eliminarán los arbustos, hierbas o maleza no deseados. También se pueden utilizar herbicidas y realizar una poda controlada en el caso de que la finca posea arbustos de gran tamaño o árboles.

Hay que tener cuidado a la hora de deshacerse de los desperdicios de la poda; nunca se deben amontonar a un lado de la vivienda ni quemarlos, en su lugar, lo correcto es depositarlos en contenedores habilitados.

También es importante evitar la acumulación de desperdicios y no utilizar setos que ardan con facilidad para rodear la finca o separar distintas zonas.

Si no queremos encargarnos nosotros mismos, sobre todo en los casos en los que el mal estado de la misma requiera de acciones más complejas, existen empresas especializadas en la limpieza de fincas y que cuentan con la maquinaria necesaria y personal altamente capacitado y formado. A la hora de escoger la empresa adecuada, no solo hay que tener en cuenta que en su plantilla haya personal cualificado, también es importante que su maquinaria y herramientas se encuentren en perfecto estado y que las actualicen cada cierto tiempo.

Además de las tareas de desbroce y poda, estas empresas también se pueden encargar de lo siguiente:

  • Desinfección y desinsectación
  • Instalación de cercado o vallado para delimitar el perímetro de la finca
  • Mantenimiento del césped artificial o del jardín
  • Colocación del sistema de riego

No olvidéis nunca la importancia de mantener vuestra finca bien limpia y en las mejores condiciones para poder disfrutar de un verano tranquilo y libre de incendios.