Inicio » Autoempleo » Los servicios a domicilio. Una oportunidad para el autoempleo

Los servicios a domicilio. Una oportunidad para el autoempleo

Brotes verdes con autoempleo

La enorme dificultad para encontrar trabajo por cuenta ajena y los sueldos de miseria que en algunas ofertas de trabajo ofrecen, hacen del autoempleo una opción muy apetecible.

El autoempleado

El autoempleado es una persona que desempeña de forma autónoma el ejercicio de una profesión, oficio, habilidad o actividad comercial creando su propio puesto de trabajo. Con la etiqueta de autoempleo encontramos a los autónomos, freelance, franquiciados y “buscavidas” que convierten su ingenio y habilidades en una forma de ganarse la vida

En contra de lo que pueda parecer, y si obviamos los tópicos, el autoempleado es una persona que vive bien, hace lo que quiere, es decir se dedica a lo que le gusta, en el horario que quiere y siempre marcándose su propio ritmo. En cuanto a los ingresos, esto ya es otra cuestión, pero como en todos los trabajos los hay que ganan mucho y otros no tanto, cuestión de experiencia, capacidad y habilidad

Los servicios a domicilio abren grandes oportunidades para el pequeño emprendedor, ya que para poner en marcha la actividad no es necesario el desembolso de grandes cantidades de dinero. Las nuevas tecnologías, los portales de Internet y las redes sociales las podemos convertir en nuestro mejor aliado sin que esto suponga ningún coste.

Para iniciar nuestra actividad solo hace falta tener claro cual es la actividad a la que me puedo dedicar con unas mínimas garantías, es decir, aprovechar aquellos conocimientos o habilidades que otras personas pueden estar demandando, perder el miedo al fracaso y muchas ganas de trabajar

En la actualidad en la mayoría de los hogares españoles existe una clara necesidad de apoyo y ayuda para mantener el buen funcionamiento y orden de la unidad familiar. Es habitual no tener tiempo material para atender todas las tareas que una casa o familia necesita: lavar y planchar la ropa, hacer la limpieza, preparar comidas, cuidar a los niños, hacer reparaciones y arreglos, mantener el jardín y/o la piscina, sacar a las mascotas de paseo, la realización de todo tipo de recados, asistencia técnica informática, clases particulares de todo tipo de temas y materias, cuidar a los ancianos o enfermos etc, etc..

Profesionalizarse en cualquiera de estas actividades y muchas otras, ademas de servir de gran ayuda a las personas que las necesitan se pueden convertir en nuestro nuevo puesto de trabajo a través del autoempleo

Reinvéntate, convierte en negocio aquello que ya sabes hacer